mi�rcoles, 19 de junio del 202419 de jun del 2024

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2024 TZMG Media.

Piden justicia por feminicidio de Cassandra ocurrido en 2020

Colectivos, familiares y amigos de Cassandra del Rosario Rojas Arechiga, una policía investigadora de la Fiscalía Regional con sede en Puerto Vallarta, se manifestaron para pedir justicia y la pena máxima para la persona que se encuentra detenida por este caso de feminicidio ocurrido en el 2020.

Según lo informado por los colectivos de mujeres el 8 de diciembre del 2020 Cassandra asistió a una posada organizada para el personal de la costa norte de la Fiscalía del Estado de Jalisco, en la colonia Gastronómicos. En esa reunión también se encontraba el ahora detenido Osvaldo “M”, quien también era policía investigador y con quien Cassandra había tenido una relación sentimental, que sólo duró unos meses.

En los reportes preliminares se dijo, que en la posada se les vio discutir y pasadas unas horas, alrededor de las cuatro de la mañana del 9 de diciembre de 2020, Osvaldo dio aviso a las autoridades de que ella se había disparado en la cabeza en el interior de una camioneta.

Aún con vida Cassandra fue trasladada a un hospital, pero murió mientras recibía atención médica; posterior al hecho, fue la propia Fiscalía del Estado, quien informó que «había iniciado los protocolos correspondientes con la finalidad de determinar las circunstancias en las que la mujer había decidido acabar con su vida»

Fue hasta el 8 de junio de este 2023, que durante una Mesa de Diálogo con Víctimas Indirectas de Feminicidio el fiscal especial regional, José Alberto Mora Trujillo, le notificó a la familia de Cassandra y a su asesor jurídico que se reclasificaría la muerte como un feminicidio y se realizarían los procedimientos correspondientes para detener a Osvaldo “M”.

A pesar de que el presunto responsable ya esta detenido, la familia pide la pena máxima, es decir 60 años, además de la reparación del daño, exigen que se les de protección y seguridad pues han sido amenazados por este caso, piden además que sean investigados todos los funcionarios públicos que estén involucrados con los peritajes e informes que se brindaron en su momento para fincar como una muerte violenta por propia mano y no como un feminicidio.

En lo que va del año en Puerto Vallarta se han clasificado como feminicidios tres muertes violentas de mujeres, no obstante, hay dos más que según informaron los colectivos deberían de investigarse bajo ese protocolo, pues también fueron muertes que ocurrieron en circunstancias en las que de entrada y sin investigar se aseguró que fueron por propia mano.

GM