martes, 16 de abril del 202416 de abr del 2024

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2024 TZMG Media.

Casas a punto de colapsar en la San Esteban

Son más los damnificados que dejó lidia a su paso que los que se reportan de manera oficial, luego de una semana, autoridades se siguen haciendo de la vista gorda con los vecinos de la colonia San Esteban, que están a nada de perderlo todo.

Son al menos una veintena de casas las que están al borde del colapso y a nada de ser derrumbadas por la creciente el Río Pitillal, que tras el paso del huracán Lídia y de la última tormenta que azotó a la ciudad creció tanto que ha incrementado su cause, al grado de que ha desaparecido ya una calle y varias casas, una de ellas el de una madre soltera que se quedó practicamente en la calle con sus dos hijos.

«Ni paracaidistas, ni asentados en los bordes del río de forma irregular» es lo que afirman una treintena de vecinos de esta colonia, quienes con planos, permisos y escrituras en mano, aseguran que cuando compraron el río pasaba a más de 60 metros y quienes desde el paso de Nora, hace dos años, han pedido a las autoridades que construyan un muro de contención o coloquen gaviones, como han hecho en los ríos Cuale o en el mismo río Pitillal, en la zona de la cabecera.

Ha pasado una semana y los vecinos afirman que han acudido a las oficinas de prácticamente todos los funcionarios del ayuntamiento, quienes los atienden de mala gana y solo les dan largas, a la colonia no se les ha parado nadie más que el DIF, quienes les llevaron despensas, pero no los han evacuado, no les han dado peritajes, ni mucho menos les han ofrecido opciones.

Despiertan, desayunan, comen, conviven, cenan y duermen en la calle, en sus cocheras, pues sus fincas son inseguras, cada minuto que pasa, se va desmoronando su patrimonio, sus esperanzas, su lugar seguro, sus hogares, ante la indolencia de las autoridades que ven ajenos sus problemas.

Al rededor de peligro de ser derrumbadas por l creciere del Río Pitillal, en Puerto Vallarta, tras el paso del huracán Lidia; autoridades no los han contado como damnificados