martes, 28 de mayo del 202428 de may del 2024

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2024 TZMG Media.

La Fiscalía, informó que fue detenido en Puerto Vallara un hombre de origen salvadoreño que intentaba abordar un vuelo en compañía de un menor originario de ese mismo país, falsificando documentos para hacerse pasar por mexicanos.

Este tipo de actos es un foco rojo en la región que encabeza los primeros lugares en el tema de explotación sexual infantil y trata de menores.

Fue precisamente el día 30 de abril del este año, aproximadamente a las 9:15 horas, cuando Hugo Armando C. Fue detenido, dentro del aeropuerto Internacional Gustavo Díaz Ordaz.

Según informes de la Fiscalía Especial Regional del Distrito VIII, Hugo Armando C. y un niño, ambos oriundos de El Salvador, se encontraban en una estación de una aerolínea, donde intentaron obtener un pase de abordar para el menor, utilizando una credencial del Instituto Nacional Electoral (INE) falsa.

Además, presentaron un acta de nacimiento apócrifa de otro niño originario de Tabasco, con la intención de hacerse pasar por ciudadanos mexicanos.

La irregularidad fue detectada por el personal del aeropuerto durante los procedimientos de verificación que tienen en estos casos, para evitar el delito de trata de menores que es cada vez más común en la región, por lo que alertaron a la Guardia Nacional y procedieron a la detención del individuo.

La investigación a cargo del Ministerio Público reveló que la estancia de ambas personas en México era ilegal, por lo que se informó a las autoridades de Migración y al Consulado de El Salvador.

Asimismo, la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes fue notificada para garantizar el bienestar del menor involucrado.

Tras reunir pruebas contundentes, la Fiscalía determinó la probable responsabilidad de Hugo Armando C. en los delitos de falsificación y uso indebido de documentos, por lo tanto, fue presentado ante un Juez de Control, quien dictaminó su vinculación a proceso con la medida cautelar de prisión preventiva justificada por un año.

Cabe recalcar que las autoridades no informaron a dónde pretendían viajar, ni el vinculo que tenía el hombre con el menor.

GM