martes, 16 de abril del 202416 de abr del 2024

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2024 TZMG Media.

Comunicadores de Vallarta se levantan en contra de la violencia

Esta mañana reporteros e informadores de Puerto Vallarta y del vecino municipio de Bahía de Banderas, Nayarit, se han reunido para manifestarse en contra de la violencia que se ha ejercido contra el gremio en los últimos días.

Entre las más recientes se encuentra el ataque armado contra la periodista jalisciense María Luisa Estrada, dueña del portal La Grillotina, quien abiertamente ha acusado de corrupción a diversos organismos defensores de derechos humanos, a ella le balearon su auto el sábado pasado mientras viajaba con su hija por calles de Guadalajara.

También este sábado fue asesinado el periodista especializado en coberturas de hechos policiacos y fundador de Lo Real de Guerrero, Nelson Matus Peña, en Acapulco; el reportero ya había sufrido un atentado en el 2019.

Entre los últimos casos, también se encuentra el homicidio del corresponsal de La Jornada, en Nayarit, Luis Martín Sánchez Iñiguez, él fue reportado como desaparecido el 5 de Julio y días después su cuerpo fue localizado con huellas de violencia, su computadora y discos duros con información también fueron robados.

En esos mismos días fueron privados de la libertad otros dos reporteros de Nayarit, se trata de Osiris Maldonado y Jonathan Lora, quienes ya fueron localizados.

En lo que va del año han sido asesinados siete informadores, entre los que se encuentran también:

-Abisaí Pérez Romero, en Hidalgo
-Ramiro Araujo, en Baja California
-Héctor Darío Reyes, en Ciudad de México
-Gerardo Torres Rentería, en Guerrero

  • Marco Aurelio Ramírez, en Puebla
    -Luis Martín Sánchez, en Nayarit
  • Nelson Matus, en Guerrero

Como recordarán el año pasado en Puerto Vallarta fue agredida gravemente la periodista Susana Carreño, conocida por su presión en temas inmobiliarios y ambientales de la ciudad, por lo que ante los recientes acontecimientos el gremio se ha unido para hacer un frente ante las muestras de violencia y censura.

La exigencia generalizada, es el libre ejercicio de la labor informativa, el cese de la censura y presiones que ejercen autoridades por publicidad institucional, piden seguridad y libertad para reportear sin ser perseguidos, señalados e incluso criminalizados.

“No se mata la verdad matando periodistas”