domingo, 14 de julio del 202414 de jul del 2024

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2024 TZMG Media.

La Cultura del Agua es fundamental para enfrentar el estiaje

La concientización y cultura del cuidado del agua es un aliado fundamental para enfrentar el periodo de estiaje por el cual atraviesa el municipio de Puerto Vallarta y el cual se hace más crítico entre los meses de mayo y junio.

Así lo dio a conocer la responsable del departamento de Cultura del Agua en SEAPAL Vallarta, Marcela Hernández Gallardo, quien recordó que el fenómeno de escasez del líquido vital para consumo humano, es un problema que alcanza niveles globales.

Dijo que en el caso de Puerto Vallarta, debemos hacer conciencia de que los ríos y fuentes de abastecimiento que bañan nuestro municipio son un tesoro y las nuevas generaciones deben estar preparadas para defenderlas y cuidarlas.

En ese sentido, señaló que el espacio de Cultura del Agua de SEAPAL Vallarta tiene entre sus objetivos hacer conciencia entre los vallartenses de la importancia de cuidar nuestro entorno natural, así como de hacer un uso racional y adecuado del vital recurso en todo momento.

Adicional a esto, se organizan recorridos guiados a las Plantas Potabilizadoras, para que todos los sectores de la sociedad, especialmente los niños, conozcan el ciclo urbano del agua, así como los procesos particulares que se ejecutan en cada una de estas instalaciones para llevar agua de calidad a sus hogares.

Tal es el caso de las nuevas instalaciones de la Casa de Gogo en la Planta Potabilizadora Río Cuale, que forma parte de una estrategia para instruir de una manera más interactiva, la importancia de cuidar el agua en cada actividad de nuestro día a día, transmitiendo buenos hábitos en la materia a niños y grandes para implementarse en casa.

Finalmente, indicó que el agua es un recurso que se produce para todos, por lo que exhortó a no desperdiciar y realizar acciones sencillas para contribuir a su conservación, tal es el caso de usar un vaso con agua cuando nos cepillamos los dientes, cerrar la llave cuando nos enjabonamos al lavarnos las manos o al bañarnos, captar agua de lluvia para utilizarla en labores de aseo en el hogar o reutilizar el agua que se usa al hervir las verduras, entre otras.