viernes, 30 de septiembre del 202230 de sep del 2022

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2022 TZMG Media.

Terminan diagnostico de «aguas» en Puerto Vallarta

Especialistas en materia hidrosanitaria de Israel, concluyeron con la etapa de evaluación para la elaboración de un diagnóstico del estado que guarda la infraestructura y el abastecimiento de agua potable y drenaje en Puerto Vallarta. 

En dicho recorrido se adelantó que se necesita una inversión aproximada de 300 mil millones de pesos, pues a pesar de que es un sistema modelo a nivel nacional y «aparentemente certificado», toda la red podría colapsar en un periodo de un año, por falta de mantenimiento y actualizaciones.

“300 mil millones de pesos, más, menos, quizás menos, entonces, tendremos que ver cuáles serán las etapas prioritarias, cómo se va a desarrollar este proyecto y entonces les daremos respuesta de dónde saldrán estos recursos y cómo iremos trabajando…  estamos esperando a finalizar este miércoles, que nos entreguen todo el contenido y vamos a hacer un presupuesto, para que una vez en mano el alcalde pueda tener una reunión con el gobernador, el secretario de Conagua y a su vez el presidente de la república está enterado con esta situación, entonces vamos a trabajar en conjunto”

Salvador Llamas, Director SEAPAL Vallarta

Fue a través de recorridos a instalaciones del organismo que se registró la etapa final de este ejercicio que realiza SEAPAL Vallarta con el Instituto Tecnológico de Israel – Technion,  la Institución Palgey Maim y la Universidad de Telaviv, con el cual se creará un Máster Plan que «solucionará» los problemas con el vital líquido por los próximos 50 años en la ciudad.

El equipo de especialistas de Israel lo conforman el Doctor Isaac Rosen, director del Proyecto; el Ingeniero Ran Weisman, experto en hidrología y suministro de agua; la ingeniera Meital Sheazur, encargada de medio ambiente, microbiología y análisis de aguas residuales y la licenciada Sandra Rosen, encargada de Relaciones Públicas, editora y traductora.

Dicho estudio inició hace tres meses y culminó con los recorridos a distintas zonas de la ciudad que albergan infraestructura hídrica como: el Pozo Radial, la Planta de tratamiento Norte II, Planta de Remoción de Hierro y Manganeso, Planta Potabilizadora Río Cuale, El Cárcamo Aquiles Serdán y los pozos 20 y 39.

El Pozo Radial, fue uno de los más dañados por el pazo del Huracán Nora y es justo ahí es donde se juntan las corrientes de los ríos Ameca y Mascota y actualmente se encuentra sin agua pues el cause de dichos raudales cambió.

Cabe resaltar que ahí se construyen aún siete niveles de gaviones para formar una represa que será inundada en las próximas semanas, una vez que concluya la remoción de la arena que obstaculiza el paso de los ríos.

En la Planta de Tratamiento Norte II, se especificó que está en un punto de colapso inminente, pues dicha planta ya no tiene la capacidad de dar el tratamiento preliminar, es decir la eliminación de sólidos, pues las rejillas que filtran los residuos más grandes ya están corroídas por los gases que se generan, una situación que pone en riesgo la calidad del agua que se trata.

En esta planta se necesita una inversión de más de 300 millones de pesos, para dar mantenimiento y para cumplir los estándares de calidad de la nueva norma nacional de tratamiento de aguas residuales que entrará en vigor el año próximo.

El recorrido también incluyó la Planta de Remoción de Hierro y Manganeso de Las Mojoneras, la principal instalación para la potabilización del agua en Puerto Vallarta con capacidad para producir hasta 600 litros por segundo, sin embargo, debido a los problemas para la extracción de agua en las fuentes de abastecimiento de la zona norte, su aportación está limitada a alrededor de 390
litros por segundo.

Asimismo, durante la visita a Planta Potabilizadora Río Cuale que abastece con una capacidad instalada de 170 litros por segundo a colonias como Emiliano Zapata, Centro y alrededores, se informó que deben realizarse rehabilitaciones en el proceso en el que se toma el agua del río y en la etapa sedimentación para evitar una merma en la producción.


El contingente también aprovechó para visitar el Pozo 39 y atestiguar la reparación de los equipos de bombeo de esta fuente de abastecimiento que refuerza el suministro a colonias de la zona norte de la ciudad.

Por su parte en el pozo número 20, ubicado en el Río Cuale, se necesitó una inversión de 6 millones de pesos para la sustitución del drenaje, encausar las descargas domiciliarias y erradicar los escurrimientos de aguas negras que se presentaron cuando dicha infraestructura fue arrastrada por la corriente tras el paso de «Nora».

Ahí también se construye una galería con gaviones que estará lista en el mes de marzo, con lo que buscan prevenir otro desastre si se llegara a presentar una creciente atípica del Río Cuale como la que se presentó en el 2021 por el huracán.

Una vez que concluyeron los recorridos en dichos lugares, los expertos presentaron un análisis global de todo el sistema hídrico de la ciudad y propusieron 10 soluciones piloto para que en un futuro Vallarta no se quede sin agua, entre los que destacaron dos vertientes principales «el abasto» y el «manejo de aguas residuales», con lo que buscarán optimizar y ajustar la calidad de aguas residuales para su reúso doméstico, hasta en un 85 por ciento.

A pesar de que no se especificó cuánto recurso se necesita realmente para desarrollar dichas soluciones, el director de SEAPAL Vallarta, Salvador Llamas, adelantó que se estiman 300 mil millones de pesos, debido a que las condiciones del organismo llegaron a tal punto de quiebre «por la falta de mantenimiento que se le dió en años pasados»; pues, a pesar de que es un sistema modelo a nivel nacional y «aparentemente certificado», toda la red podría colapsar en un periodo de un año.

GM